Crónica Pozuelo Rugby Union vs Jaén RC

Partido no, partidazo en el Valle de las Cañas. Partidazo de tal calibre qué se paran las Cigüeñas a mirar en su camino al Campanario, con todos mis respetos a San Blas.

Máxime cuando, por fin, podemos tener público, poco y obviamente cubriendo todas las medidas de seguridad, pero público.

Partido ansiado, ciertamente. Ya no sólo por la Clasificación actual (2 º contra 3 º), que también,  si no por el reflujo añadido…

Jaén pasó por encima a casi toda la tabla del curso anterior, incluyendo a los integrantes de este ESPERANZADOR POZUELO RUGBY UNION

CRC POZUELO Y CAU MADRID.

Es más, dos años antes, Jaén se impuso al CAU MADRID en la fase de ascenso, relegando a los madrileños 1 año más a la ¨cómoda¨ Liga Regional.

Arranca este partido en condiciones desiguales, pues a Pozuelo se le caen varios jugadores principales: Periel, Telmo, Narvaez, Buendía, Ferrer, Heredia, Marzal… Sumándola ausencia de su 9 principal, Caleya, y del tres cuartos Noel Carrión, convocados ambos con la absoluta de Seven en preparación de las  World Rugby Series.

Aspecto que deja muy tocada a la bisagra del equipo madrileño. No obstante, hay que destacar que dicha posición es suplida por una de las promesas del rugby español en su puesto que volvía tras unos años lejos de los campos, Lobejón, reconocido por la Española en sus Sub-18.

Iniciado el partido, Pozuelo comenzó desarrollando su juego habitual y pronto puso el marcador a su favor, estableciendo un 14-3 en los primeros 25 minutos augurando un desenlace… qué resultó ser ficticio.

 

Tras el rondo formado bajo palos a raíz del segundo ensayo de Pozuelo, Teruel, con su ensayo, dio, en nombre de su equipo, un golpe en la mesa, dejando claro qué Jaén iba a vender muy cara su segunda plaza.

A partir de ahí, el equipo Andaluz a través de su bisagra (muy bien engrasada) formada por Gil y Rutolo y la presión constante de Marr en el juego abierto, comenzó a desarrollar un juego de presión continua, qué si bien, no llegaba a ser determinante en el tanteo, evitaba que Pozuelo desarrollara su juego y acusara el continuo desgaste.

Tanta presión provocó desajustes, imprecisiones y nervios en el conjunto madrileño lo qué se materializó en dos ¨Sin bin¨, dejando al Pozuelo Rugby Club al inicio del 2 tiempo con dos jugadores menos y con los andaluces aporreando la puerta de su casa.

Llegados a este punto se tornaron 30 minutos de sufrimiento para Pozuelo qué no veía la manera de encontrarse, frente a un Jaén cada vez más crecido en la última idea que traía en el arcón, ganar el partido.

Y ahí, sobrepasados en el marcador, Pozuelo se medio encontró, apoyándose, nuevamente en el pack, personificado en un Sione imperturbable y se agarró al coraje y veteranía de Avaca para cerrar la brecha.

Ciertamente, este partido no defraudó en ningún momento, hasta el extremo de que a 30 segundos de su finalización, Jaén saboreaba el conseguido bocado.

30 segundos, los suficientes para qué Lobejón hiciera dos abanicos de lado a lado del campo con una tranquilidad digna de otra edad, Pozuelo desplegara su línea, Hugo Petit y Sione rompen la defensa… y,  como no, Avaca pusiera broche a su partido, buscando, fijando y pasando a Soriano para que anotara el ensayo de la victoria.

Gran partido en el Valle de las Cañas.